You are visiting a website that is not intended for your region

The page or information you have requested is intended for an audience outside the United States. By continuing to browse you confirm that you are a non-US resident requesting access to this page or information.

Switch to the US site

Select Your Country or Region
Enviar

Noticias

"Las Ciencias de la Vida son todo"

"Las Ciencias de la Vida son todo"

Nunca te pierdas un chequeo rutinario, examina tus pechos cada mes y si notas algo, no dudes, acude al médico. Estos son los consejos de Linda Skogsberg (Getinge), quien ha tenido que confiar en las ciencias biológicas mientras atravesaba un cáncer de mama.

Algo en los resultados de la mamografía de Linda Skogsberg no estaba claro y la llamaron para realizar un segundo examen.

«Los recuerdos de aquellos días son borrosos. Estaba preocupada y no podía concentrarme en nada más que en esperar los resultados. Cuando me llamaron y me pidieron que acudiera al día siguiente con un familiar, aún tenía la esperanza de que no sea cáncer, de que sea otra cosa», afirma Linda, que trabaja en la empresa internacional de tecnología médica Getinge.

A la mañana siguiente, Linda y su marido se sentaron en una sala de hospital. Sentían como si el techo estuviese a punto de caerles encima. Lo primero que dijo la cirujana fue: «Tienes cáncer de mama, Linda. ¿Lo sabías?».

Linda luchó por no derrumbarse mientras procesaba la información. Su marido hacía muchas preguntas mientras Linda pensaba en cómo se lo iba a contar a sus hijos. Había una pregunta apremiante que invadió su mente.

«¿Sobreviviré? Tenía miedo de preguntarlo, pero lo hice de todas formas. La segunda sorpresa del día fue cuando la cirujana respondió que sobreviviría. Incluso afirmó que con el paso del tiempo mejoraría».

Este fue el principio de un tiempo intenso y difícil para Linda y su familia. Aunque el mundo se enfrentaba a una pandemia, su tratamiento empezó enseguida.

«Mi diagnóstico dio positivo en hormonas y HER2, un cáncer agresivo que avanza rápidamente y tiene un elevado riesgo de recaída. Sin embargo, gracias a la ciencia se ha producido un importante avance y actualmente existen tratamientos con anticuerpos que pueden reducir el riesgo de recaída, lo que ha cambiado el pronóstico para las mujeres como yo».

Linda tuvo que someterse a quimioterapia, una mastectomía y radiación, y está en los pasos finales de su tratamiento con anticuerpos y su tratamiento de quimioterapia adicional. Aunque la medicación formará parte de su vida durante varios años, hoy se encuentra bien y los tumores que descubrieron en su cuerpo han desaparecido.

«Siempre he considerado las ciencias biológicas como algo importante, pero ahora comprendo que, en realidad, lo son todo. Si esto hubiese ocurrido hace 25 años, mi situación sería incluso peor. Solo tengo palabras de agradecimiento para los investigadores que encontraron la solución. Gracias a ellos, tengo anticuerpos guerreros dentro de mí luchando contra las células cancerígenas que tratan de escapar. Las encuentran y las destruyen».

Mientras la vida de Linda se ponía patas arriba y tenía que enfrentarse a sus peores miedos, pronto decidió no convertirse en su enfermedad.

«Sigo siendo Linda, solo que, durante un tiempo, he tenido que ser Linda con un cáncer de mama. A pesar del cansancio extremo, diría que tener tres hijos me ha ayudado a superarlo y a centrarme en otras cosas. También me aconsejaron permanecer positiva, ya que una mentalidad optimista le daría a mi cuerpo la suficiente energía para sobrellevar los agotadores tratamientos. Es muy cierto».

Linda tiene un mensaje para todas las mujeres:

«Nunca te pierdas un chequeo rutinario y examina tus pechos cada mes. Hay apps excelentes que pueden ayudarte. Si notas algo, no dudes, acude al médico. Aunque la ciencia está avanzando, sigue siendo necesario que investiguemos nuestros propios cuerpos. Si mi historia anima aunque solo sea a una persona a tomar precauciones, sentiré que marco la diferencia, y eso significa mucho para mí».

Información sobre Linda

Edad: 42 años

Profesión: Directora de Comunicación y RRPP

Familia: Marido y tres hijos, dos gatos y un perrito llamado Otis

Pasatiempos: Hacer ejercicio, quedar con los amigos y viajar

Compartir: